Disfunción eréctil en pacientes con factores de riesgos cardiovasculares

 

La disfunción eréctil

Se define como la incapacidad persistente de lograr o mantener una erección suficiente para el desarrollo de una relación sexual satisfactoria.

En la erección también entran en juego los factores emocionales, sentimentales y psicológicos y únicamente los factores físicos o fisiológicos y deben tenerse en consideración en el momento del diagnóstico y prescripción del tratamiento

La prevalencia de la disfunción eréctil

En la población general varia en relación al país y al cuestionario o pregunta diagnóstica utilizados. En diferentes estudios se utilizan desde la simple pregunta sobre la capacidad para iniciar y mantener una relación sexual hasta cuestionarios más complejos.

Existe un cuestionario de preguntas sencillos de realizar a los pacientes en la consulta médica almeno cada 6 meses para poder determinar si esta padeciendo de disfunción Eréctil.

cuestionario para valorar la disfuncion sexual en el hombre

Este cuestionario lo clasifica en (DE) leve, moderada a severa de una forma sencilla. existe una versión simplificada   sobre Salud Sexual para el Varón (SIHM o IIEF-)

En este estudio    HIPERTENSIÓN ARTERIAL Y DISFUNCIÓN ERÉCTIL A.J. Cuéllar de León; J.C. Campos González; F. Brotons Muntó; A. Casorran Martínez; V. Gosalbes Soler; M. Prosper Sierra; S. Silvestre Quilez; P. Valero García Grupo de Urología de la SVMFYC.

La edad fue la variable relacionada más frecuentemente con la D.E.

porcentaje de peronas con DE

Porcetaje segun grupo de edades

A mayor edad, mayor riesgo riesgo de padecer disfunción eréctil.

Existen evidencias de la asociación de la disfunción eréctil a:

1.      La edad

2.      La diabetes mellitus

3.      Hipertensión arterial

4.      Cardiopatía isquémica

5.      Insuficiencia vascular periférica

6.      La depresión

7.      Uso excesivo de tabaco y alcohol

Estos factores de riesgo se han relacionado con mayor incidencia de disfunción eréctil.

 Distintos autores constatan un incremento significativo de la disfunción eréctil en los pacientes hipertensos.

Los últimos estudios realizados en pacientes hipertensos estiman una prevalencia mayor de disfunción eréctil que la encontrada en la población general de sus respectivos países; para Jensen se acerca al 30% en los hipertensos en Dinamarca.  Y según Burchard  en los varones hipertensos norteamericanos no sólo es más frecuente sino que resulta más severa, afectando de este modo al 68% de los pacientes hipertensos y de una forma severa al 45%.

DE en px hipertensos

Estas cifras de prevalencia de disfunción eréctil aumentan considerablemente en los pacientes hipertensos si en estos coexisten otros factores de riesgo asociados como son la claudicación intermitente, la cardiopatía isquémica o la diabetes, así como con la edad.

Si bien se podría pensar que existe relación entre las cifras elevadas de presión arterial, el tiempo de evolución de la hipertensión y una mayor incidencia de disfunción eréctil en los pacientes hipertensos, estos estudios anteriores no la encuentran.

Este hecho si sucede en el caso de los enfermos diabéticos, donde el buen control metabólico de la enfermedad (HbA1c) se asocia a una menor incidencia o severidad de la disfunción eréctil .

Clásicamente se ha considerado un factor de riesgo para el desarrollo de la disfunción eréctil el tratamiento con diuréticos o betabloqueantes; sin embargo no existen ensayos clínicos que pongan en evidencia esta asociación.

El estudio TOMHS18 no evidenció diferencias significativas en la incidencia de disfunción eréctil trás cuatro años de seguimiento entre los paciente que tomaban diuréticos, betabloqueantes, IECAS, alfabloqueantes o calcioantagonistas.

En base a la evidencia científica existente hasta el momento podemos afirmar que la aparición de D.E. en los pacientes hipertensos está probablemente poco relacionada con el tipo de fármaco empleado para su control.   

Posiblemente la disfunción eréctil estaría desencadenada por la disminución de presión en los cuerpos cavernosos  y por el daño vascular ocasionado por la hipertensión .

La asociación de la disfunción eréctil con la cardiopatía isquémica y la enfermedad vascular periférica

Podría entenderse como un signo de daño orgánico en los pacientes hipertensos; Incluso la disfunción eréctil podría ser un signo o factor predictivo de cardiopatía isquémica en estos pacientes, y ser utilizada como ayuda en el cálculo del riesgo cardiovascular de los varones hipertensos.

Como estrategia preventiva de la aparición de disfunción eréctil en los pacientes hipertensos proponemos como aspecto fundamental el control de los factores de riesgo cardiovascular (diabetes, dislipemia, obesidad, tabaco …) en estos pacientes.

Recomendaciones.

1.      Realizar la historia sexual a todos los varones hipertensos que son controlados en Atención Primaria; y de forma periódica (anualmente) evaluar su función eréctil con cualquiera de los cuestionarios autoadministrados comentados anteriormente (IIEF y/o SHIM).

2.      Si la instauración de un nuevo fármaco para el control de la hipertensión provoca la aparición de disfunción eréctil en un paciente hipertenso, debemos intentar la sustitución por otro grupo terapéutico (IECA, ARA II, alfa bloqueante, antagonista del calcio); pero si los problemas de erección acontecen no considera adecuado el cambio en la estrategia terapéutica.

3.       El fármaco de elección en el tratamiento de la disfunción eréctil en los pacientes hipertensos es el citrato de sildenafilo, siempre que no existan contraindicaciones como ; son

  1. la toma de nitritos
  2. Hipertensión arterial severa no controlada (180/110 mmHg)
  3. Hipotensión arterial (90/50 mmHg)
  4. La presencia de angina inestable
  5. Infarto de miocardio o accidente vasculocerebral recientes.
  6. Tampoco estaría indicado el uso de sildenafilo en aquellos pacientes en los que no esta recomendada la actividad sexual.

Bibliografia

  1. HIPERTENSIÓN ARTERIAL Y DISFUNCIÓN ERÉCTIL A.J. Cuéllar de León; J.C. Campos González; F. Brotons Muntó; A. Casorran Martínez; V. Gosalbes Soler; M. Prosper Sierra; S. Silvestre Quilez; P. Valero García Grupo de Urología de la SVMFYC.

Publicado por cardiologiaterapiaintensiva

Soy el Dr. Angel Morales Linarte. Nicaraguense de nacionalidad pero provengo del interior del pais en un pueblo llamado El viejo - Chinandega. Soy médico graduado de la UNAN - León, la escuela de medicina más antigua de mi pais y posteriormente hice estudios de medicina interna en el Hospital Lenin Fonseca. Estudié cardiología en el hospital General de México. donde egresé y regresé a mi país para servir a mi pueblo. La Dra. Anggie Maria Weimar Vargas, cursó la medicina general en UNAN - LEON y posteriormente la especialidad de emergencia en Hospital Roberto Calderon, en Managua, Nicaragua. Posteriormente hizo la especialidad de medicina del paciente en estado crítico ( UCI) en el Hospital General de México y después una alta especialidad en Unidad de cuidados critico obstétrico en el el instituto Mexicano de perinatologia INper. Alta formación académica, deseo de aprender cada dia y de trasmitir conocimiento asi como de ayudar al prógimo es lo que nos caracteriza. Te damos la bienvenida a esta página y esperamos que la información que encuentres en ella sea de provecho.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: