¿Que es la miocardiopatia periparto?

¿Qué es la Miocardiopatía Periparto?

 La miocardiopatía periparto (MCPP) es una miocardiopatía idiopática que cursa con insuficiencia cardiaca secundaria a disfunción de ventrículo izquierdo al final del embarazo o en los primeros meses tras posterior al parto.

El diagnóstico se realiza mediante electrocardiograma, radiografía de tórax y aumento de péptidos natriuréticos.

El ecocardiograma   a pie de cama del paciente, puede aportarnos datos que ayuden a la realización de un diagnóstico precoz.   El tratamiento se realiza siguiendo las guías clínicas de insuficiencia cardiaca, con la precaución de manejo de los fármacos potencialmente teratogénicos para el bebé

La importancia de esta enfermedad radica en que afecta a mujeres jóvenes, en edad fértil y en que es potencialmente mortal, si no se hace un diagnóstico  temprano y tratamiento oportuno,  por lo que debe mantenerse un elevado índice de sospecha   y realizar diagnóstico diferencial con otras entidades.

 

Así que  hoy estaremos hablando sobre miocardiopatía periparto.

 La miocardiopatía periparto (MCPP) es una miocardiopatía idiopática que cursa con insuficiencia cardiaca (IC) secundaria a disfunción sistólica de ventrículo izquierdo (fracción de eyección del ventrículo izquierdo, FEVI, <50%) y que aparece al final del embarazo o en los primeros meses posterior al parto,  y la clave fundamental es la siguiente ….Sin una causa que lo justifique!!!.

Por lo general son mujeres jóvenes sin enfermedades conocidas; sin antecedentes de cardiopatía isquémica, ni enfermedades crónicas que lo justifique.  Por tanto:

La importancia de esta entidad se fundamenta en su presentación aguda, que afecta a mujeres en edad fértil, y su potencial mortalidad. Por tanto, debe mantenerse un elevado índice de sospecha para su diagnóstico y realizar diagnóstico diferencial con otras entidades.

La presencia de disnea, astenia o edemas en las extremidades inferiores es frecuente en las últimas semanas del embarazo y en el periodo postparto, por lo que puede ser difícil reconocer la MCPP si no se tiene un elevado índice de sospecha .

El espectro clínico de presentación en esta entidad puede variar.

Aunque el momento de presentación más común es la primera semana postparto, se han descrito casos en el segundo y tercer trimestre de embarazo y hasta varios meses después del parto

Se han descrito factores de riesgo para desarrollar esta entidad, como la multiparidad, embarazo múltiple, edad avanzada, tabaquismo, diabetes mellitus y preeclampsia, entre otros.

Aunque suele presentarse con mayor incidencia en gestante mayores de 35 años o con embarazos múltiples.   En cualquier caso, debería sospecharse Miocardiopatia periparto ante cualquier gestante o puérpera que consulte en urgencias con síntomas de Insuficiencia Cardiaca de aparición aguda.

Los casos clínicos reportados a nivel mundial muestran cómo la presentación clínica de la MCPP puede variar desde una insuficiencia cardiaca de instauración progresiva hasta IC aguda con shock cardiogénico.

El diagnóstico se establece por exclusión, y debe realizarse diagnóstico diferencial con síntomas propios del embarazo, y se debe descartar patología como la preeclampsia, el síndrome coronario agudo sin obstrucción de arteria coronaria, miocarditis o embolia pulmonar .

 

Es frecuente la presencia de miocardiopatía periparto y tromboembolismo pulmonar concomitante, debido a una asociación descrita y que se atribuye al estado de hipercoagulabilidad asociado al embarazo y postparto.

Los criterios diagnósticos de esta entidad son:

1) Insuficiencia cardiaca secundaria a disfunción sistólica del ventrículo izquierdo con una FEVI  <4 5%

2) La presentación al final del embarazo o en los meses siguientes al parto (la mayoría  ocurren en el primer mes de puerperio)

3) La ausencia de otras causas identificables de IC.

El diagnóstico se realiza mediante electrocardiograma, radiografía de tórax, péptidos natriuréticos y ecocardiograma, que mostrará habitualmente ventrículo izquierdo dilatado con FEVI <45%.

Es aconsejable realizar el ecocardiograma para  hacer el diagnóstico lo antes posible a toda mujer con síntomas de insuficiencia caradica y sospecha de miocardiopatía periparto.

La importancia de la Resonancia magnética en su diagnóstico

En determinadas ocasiones, la resonancia magnética cardiaca tiene utilidad para el diagnóstico diferencial con la miocarditis.

El manejo de la miocardiopatía periparto se basa en las recomendaciones de las guías para el tratamiento de la IC, teniendo en cuenta las restricciones para el uso de ciertos fármacos en el embarazo y la lactancia.

No deben usarse en el embarazo

  1. Inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina
  2. Antagonistas de los receptores de la angiotensina II
  3. Inhibidores de la neprilisina-receptores de la angiotensina (ARNI) ni antagonistas de los receptores de mineralocorticoides;

La hidralazina y los nitratos son una opción segura en estos casos y la ivabradina se ha usado de forma segura como alternativa los betabloqueantes cuando estos no sean tolerados,

En   los casos presentados posterior al parto, se puede utilizar el tratamiento recomendado por las guías clínicas de insuficiencia cardiaca.

Se recomienda anticoagulación heparina de bajo peso molecular de existir la presencia de trombo intracardiaco o embolismo sistémico..

La buena noticia es que la  miocardiopatía periparto suele presentar una evolución favorable con normalización de la función sistólica pasados unos meses.

Se recomienda un seguimiento periódico y estructurado a estas pacientes y mantener el tratamiento médico de insuficiencia cardiaca hasta pasados de 12 a 24 meses tras la recuperación completa de la paciente; en la mayoría de los casos   se suele suspender el tratamiento entre los 6 y los 18 meses desde la recuperación de la función sistólica.

La decisión de mantener el tratamiento o suspenderlo de forma gradual tras la recuperación todavía es controvertida, y probablemente debería hacerse de forma individualizada en función de los factores de riesgo de cada paciente.

Con las pacientes que persistan con disfunción sistólica severa después de 6 meses de tratamiento médico óptimo se deben plantear otras medidas como la colocación de un  desfibrilador automático implantable, terapia de resincronización cardiaca e incluso trasplante cardiaco según las indicaciones actuales de las guías europeas por el alto riesgo de arritmias y muerte súbita.

Los factores asociados con mal pronóstico son:

  1. La elevación de troponinas, FEVI <30% y afectación de cavidades derechas. Se ha comunicado una mortalidad variable entre el 2 y el 24% según las series de casos revisadas.

En conclusión, la miocardiopatía periparto constituye un desafío clínico dada la dificultad para realizar diagnóstico diferencial con otras patologías agudas e incluso con los síntomas propios del embarazo y puerperio.

Como hemos explicado, la importancia de esta patología radica en que afecta a mujeres en edad fértil y que es potencialmente mortal. Por lo tanto, el ginecobstetra debe mantener un elevado índice de sospecha para poder realizar el diagnóstico de forma precoz e iniciar el tratamiento adecuado.    Si  sospecha la posibilidad de insuficiencia cardiaca deberá referirlo con prontitud para una valoración con cardiología.

La utilización de la ecocardiografía   puede aportar datos sumamente valiosos como  la disfunción sistólica, congestión pulmonar o dilatación de vena cava, así como descartar otras etiologías como cardiopatías congénitas presente y no manifiesta hasta previamente recordemos que el embarazo representa un reto hemodinámico al cuerpo de la gestante por ende  debe contemplarse como un elemento complementario para establecer la sospecha clínica.

Publicado por cardiologiaterapiaintensiva

Soy el Dr. Angel Morales Linarte. Nicaraguense de nacionalidad pero provengo del interior del pais en un pueblo llamado El viejo - Chinandega. Soy médico graduado de la UNAN - León, la escuela de medicina más antigua de mi pais y posteriormente hice estudios de medicina interna en el Hospital Lenin Fonseca. Estudié cardiología en el hospital General de México. donde egresé y regresé a mi país para servir a mi pueblo. La Dra. Anggie Maria Weimar Vargas, cursó la medicina general en UNAN - LEON y posteriormente la especialidad de emergencia en Hospital Roberto Calderon, en Managua, Nicaragua. Posteriormente hizo la especialidad de medicina del paciente en estado crítico ( UCI) en el Hospital General de México y después una alta especialidad en Unidad de cuidados critico obstétrico en el el instituto Mexicano de perinatologia INper. Alta formación académica, deseo de aprender cada dia y de trasmitir conocimiento asi como de ayudar al prógimo es lo que nos caracteriza. Te damos la bienvenida a esta página y esperamos que la información que encuentres en ella sea de provecho.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: